Pagar con la huella dactilar: por qué la biometría va a acabar con las tarjetas

31 mayo, 2017
109 Compartidos 1347 Leidos

A medida que han pasado los años han cambiado las formas de pago. Tras el trueque, apareció el dinero en moneda y billete para realizar transacciones, después fue turno de las tarjetas bancarias y el futuro va encaminado hacia la biometría. La aplicación de las características fisiológicas personales conlleva unas nuevas formas de pago, en las que la seguridad llega a límites inalcanzables con los modelos anteriores.

Los consumidores tienen así a su disposición una herramienta tecnológica que aporta un valor añadido en la seguridad de los recursos económicos de los usuarios. Mientras que las carteras, el dinero en metal o papel y las tarjetas se pueden robar, clonar o perder con cierta facilidad, una huella dactilar es irremplazable e inimitable, un servicio que protege a quien utiliza estos modelos biométricos.

El entorno bancario, por lo tanto, se erige como uno de los principales sectores que se ven beneficiados por estos avances. El riesgo de fraude o la usurpación de identidad se elimina gracias al uso de rasgos individuales únicos que sustituyen a códigos, contraseñas, claves y números de DNI, menos seguros y más susceptibles a posibles robos.

Un estudio de carácter europeo realizado por Visa en 2016 revela que buena parte de los consumidores europeos (73 %) respalda el uso de la biometría para realizar sus pagos, especialmente si incorporan más medidas de seguridad. En España, este registro engloba al 71 % de los encuestados, mientras que el 81% de los europeos entiende que las huellas dactilares son el sistema más seguro para estos pagos biométricos.

Los principales beneficiados serían los negocios vía Internet y los usuarios que utilizan la red para sus compras o transacciones. Según este mismo estudio, el 31 % de las personas que han intentado hacer una adquisición virtual han abandonado el proceso por no confiar plenamente en los sistemas de pago ofrecidos y de su seguridad.

A su vez, el 58 % de los encuestados españoles considera que la biometría aplicada a la vida bancaria agilizará y facilitará este proceso, ya que no será necesario marcar códigos o intercambiar billetes y monedas para confirmar el pago. Con la aplicación de la biometría a este campo, pues, tanto el comercio digital como el convencional presentan un valor añadido en la seguridad de los datos bancarios del consumidor.

Esta clase de pagos se lleva a cabo a través de un sistema USB autoinstalable y que permite leer la huella de los clientes. Para hacerlo, estos han de darse de alta con su huella dactilar y sus datos personales para convertir su dedo en un método de pago. De esta manera, su cuenta bancaria quedará conectada a su huella dactilar para aplicar el pago biométrico de cualquier clase de compra de una forma cómoda, sencilla y, lo más importante de todo, segura y protegida.

Usted puede estar interesado

Los aeropuertos y las funciones de la biometría
RRHH
17 shares263 views
RRHH
17 shares263 views

Los aeropuertos y las funciones de la biometría

Acceso Por Huella - Abr 26, 2018

La biometría es una tecnología cuyo desarrollo aporta una eficacia que la convierte en un sistema fiable, eficaz y ágil…

Protección de datos y documentos a través de biometría
ACCESO POR HUELLA
24 shares436 views
ACCESO POR HUELLA
24 shares436 views

Protección de datos y documentos a través de biometría

Acceso Por Huella - Abr 11, 2018

La confidencialidad de los documentos físicos que maneja una empresa o cualquier clase de entidad es una de las grandes…

Los tornos incorporan biometría para su control de accesos
ACCESO POR HUELLA
20 shares445 views
ACCESO POR HUELLA
20 shares445 views

Los tornos incorporan biometría para su control de accesos

Acceso Por Huella - Mar 22, 2018

Los tornos son una de las opciones más populares dentro de las posibilidades existentes para la gestión de accesos de…

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.