Pagar con la huella dactilar: por qué la biometría va a acabar con las tarjetas

31 mayo, 2017
109 Compartidos 1689 Leidos

A medida que han pasado los años han cambiado las formas de pago. Tras el trueque, apareció el dinero en moneda y billete para realizar transacciones, después fue turno de las tarjetas bancarias y el futuro va encaminado hacia la biometría. La aplicación de las características fisiológicas personales conlleva unas nuevas formas de pago, en las que la seguridad llega a límites inalcanzables con los modelos anteriores.

Los consumidores tienen así a su disposición una herramienta tecnológica que aporta un valor añadido en la seguridad de los recursos económicos de los usuarios. Mientras que las carteras, el dinero en metal o papel y las tarjetas se pueden robar, clonar o perder con cierta facilidad, una huella dactilar es irremplazable e inimitable, un servicio que protege a quien utiliza estos modelos biométricos.

El entorno bancario, por lo tanto, se erige como uno de los principales sectores que se ven beneficiados por estos avances. El riesgo de fraude o la usurpación de identidad se elimina gracias al uso de rasgos individuales únicos que sustituyen a códigos, contraseñas, claves y números de DNI, menos seguros y más susceptibles a posibles robos.

Un estudio de carácter europeo realizado por Visa en 2016 revela que buena parte de los consumidores europeos (73 %) respalda el uso de la biometría para realizar sus pagos, especialmente si incorporan más medidas de seguridad. En España, este registro engloba al 71 % de los encuestados, mientras que el 81% de los europeos entiende que las huellas dactilares son el sistema más seguro para estos pagos biométricos.

Los principales beneficiados serían los negocios vía Internet y los usuarios que utilizan la red para sus compras o transacciones. Según este mismo estudio, el 31 % de las personas que han intentado hacer una adquisición virtual han abandonado el proceso por no confiar plenamente en los sistemas de pago ofrecidos y de su seguridad.

A su vez, el 58 % de los encuestados españoles considera que la biometría aplicada a la vida bancaria agilizará y facilitará este proceso, ya que no será necesario marcar códigos o intercambiar billetes y monedas para confirmar el pago. Con la aplicación de la biometría a este campo, pues, tanto el comercio digital como el convencional presentan un valor añadido en la seguridad de los datos bancarios del consumidor.

Esta clase de pagos se lleva a cabo a través de un sistema USB autoinstalable y que permite leer la huella de los clientes. Para hacerlo, estos han de darse de alta con su huella dactilar y sus datos personales para convertir su dedo en un método de pago. De esta manera, su cuenta bancaria quedará conectada a su huella dactilar para aplicar el pago biométrico de cualquier clase de compra de una forma cómoda, sencilla y, lo más importante de todo, segura y protegida.

Usted puede estar interesado

La LOPD aplicada a la biometría
ACCESO POR HUELLA
7 shares109 views
ACCESO POR HUELLA
7 shares109 views

La LOPD aplicada a la biometría

Acceso Por Huella - Ene 28, 2019

La biometría recoge los datos fisiológicos de los usuarios a quienes se les proporcionan los permisos pertinentes para su registro. De este…

Adelántate a la normativa de fichaje de trabajadores
ACCESO POR HUELLA
5 shares161 views
ACCESO POR HUELLA
5 shares161 views

Adelántate a la normativa de fichaje de trabajadores

Acceso Por Huella - Ene 23, 2019

A finales del año pasado el Gobierno rescataba la propuesta que recoge la obligación del control horario en los puestos…

¿Por qué cada huella dactilar es única?
ACCESO POR HUELLA
7 shares315 views
ACCESO POR HUELLA
7 shares315 views

¿Por qué cada huella dactilar es única?

Acceso Por Huella - Nov 06, 2018

Las huellas dactilares tienen fundamentalmente un origen genético y cada cambio en la forma de los dedos durante el proceso…

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.